Comida Típica de Colombia

Colombia, además de ser famoso por tener el mejor café, posee una de las gastronomías más ricas y diversas de Sudamérica. Este país, no cuenta con una plato típico unitario, sino que  Colombia cuenta con una gran cantidad de comidas típicas que varían de región en región, pero que, aun así, identifica a los colombianos en cualquier parte de mundo.

Platos Típicos de Colombia Por Regiones

Hemos hecho una selección de las mejores comidas colombianas típicas de cada región, para verlas solo debes hacer click en cada imágen y podrás descubrir los diferentes platos y recetas colombianas mas famosas.

Para empezar… ¡la arepa!

Es uno de los platos más emblemáticos de Colombia. Su versatilidad en la forma de cocinarla y en la cantidad de rellenos que acepta, la convierten en uno de los platos favoritos de todo aquel que visite Colombia. Se hace a base de harina de maíz, blanco o amarillo, a la que se le agrega agua y sal para amasarla y darle su tradicional forma redonda y aplanada, aunque el grosor puede ser al gusto. Pueden comerse solas, como acompañante de muchos otros platos, o como desayuno, rellenas con cuanta variedad de ingredientes se puedan imaginar.

  • Arepas Boyacenses: En Boyacá se preparan las famosas arepas boyacenses, hechas a base de harina de trigo y maíz, con un toque dulce y rellenas con cuajada.
  • Arepa de huevo: De la costa son las famosas arepas de huevo, conocidas también como arepa e’huevo, que son fritas y rellenas con huevo o con huevo y carne molida, fáciles de encontrar en ventas de comida callejera.
  • Arepa Paisa: También encontramos la arepa paisa, de maíz blanco, sin sal, y que se usa como acompañante de platos como la bandeja paisa; algunas de sus variantes son la arepa de chócolo, la de mote y la de arriero.
  • La arepa Santanderana: es, tal vez, la más diferente de todas, pues se hace de maíz amarillo «pelao» con ceniza a baja temperatura, que se muele con chicharrón y luego se asa.
  • Arepa Valluna: La arepa valluna es similar a la arepa paisa, pero que se le agrega sal, y se come con mantequilla.

Algunas entradas y acompañantes

Açorda de langostinos

Heredada de la cocina portuguesa, la Açorda de langostinos es un platillo preparado en Bogotá. Como muchas otras recetas que son producto del mestizaje, esta llegó como un plato humilde que se preparaba con el pan que iba sobrando. Aunque puede usarse cualquier tipo de pan, en sus inicios se usaba el de maíz que era el más rústico. Además del pan, huevo y cilantro como ingredientes originales de la receta, en la actualidad se le agregan langostinos, lo que ha convertido a este plato en una delicia destinada a paladares exigentes y no tan humildes.

Carimañolas

De la zona costera caribeña, y más específicamente de Cartagena, vamos a hablar de las carimañolas, bollitos hechos a base de yuca o mandioca, que se pueden rellenar con lo que quieras. Las hay de carne molida, de pollo y de queso. Luego se fríen hasta que queden doradas. Se sirven bien calientes, acompañadas de suero costeño, ají picante, guacamole o tomate picado.

Además de una entrada deliciosa, las carimañolas se comen también para el desayuno o como parte de un refrigerio ocasional. Existen variantes con huevo picado, carne molida y arroz que se preparan en Bogotá, y también se preparan en la zona andina a base de arroz y carne molida. En la zona del Pacífico se preparan con relleno de pescado y reciben el nombre de repingachos. Se consideran uno de los mejores ejemplos de la fusión de la cocina indígena, española y africana.

Chunchullo o chunchurria

Corresponden al intestino delgado del ganado vacuno y son infaltables en cualquier asado colombiano que se precie. Además, es un producto que se consigue en ventas de comida callejera como relleno de las arepas, ¡y la combinación no puede ser más deliciosa! Es una comida bastante extendida por Latinoamérica, con sus variantes en cuanto a la forma de cocinarlo y de presentarlo.

En Colombia, se consumen recién hechos, fritos o asados. Primero se hierven en agua aliñada con hierbas, sal, cebolla y ajo y después se fríen o se asan hasta que queden crocantes. Se pueden servir en raciones individuales o en bandeja, para que todos puedan meter la mano.

Empanadas de pipián

Propias de la región del Cauca, su relleno a base de papas coloradas, maní, ajo, achiote, tomate y cebolla se combina con una masa fina y muy crujiente que no deja indiferente a nadie. Como el acompañante tradicional de cualquier empanada, en las de pipián se usa un ají, pero preparado a base de maní, cebolla y caldo de pollo que lo hace suave y no muy picoso. El relleno característico de estas empanadas puede ser utilizado también para tamales o solo, como acompañamiento de otros platos.

Juan Valerio

Plato típico de la región andina, de departamentos como Antioquia y Tolima, aunque se consiguen variantes a nivel nacional. Para su preparación se usa plátano, principalmente de la variedad hartón, aunque queda bien con cualquier tipo de banano siempre que se ase o se sancoche suficiente y se machaque. Además del plátano lleva chicharrón, queso, ajo y sal.

Se puede hacer en forma de tabaco o de bola y se come frito. Algunas versiones más sofisticadas llevan queso, tomate o carne de cerdo. Como bandeja acompañante, se suele conocer como «bala», con lo que la pregunta obligada en algunas «chicherías» es si se quiere la sopa con balas o sin balas.

Regañonas

Son torticas de maíz, crujientes por fuera y tiernas por dentro, que se preparan en el departamento andino de Santander. Es un plato sumamente versátil, ya que puede servir de acompañante de platos a base de pescado, carne o pollo o para una sopa, pero también pueden comerse solas como desayuno, merienda o cena.

Sus ingredientes son simples porque solo incluyen el maíz tierno, huevo y sal y luego van fritas hasta quedar bien doradas por fuera, pero con el centro cremoso.

Sopas Colombianas

Sancocho

El sancocho se disputa con la arepa el título de plato nacional, pues está presente en todas las regiones de la geografía colombiana, con las variantes propias de los productos que las caracterizan. Es un plato popular que nunca falta en la carta de cualquier buen restaurante.

Son muy conocidos los paseos de olla colombianos –paseos por el río– en los cuales nunca falta un buen sancocho. El más típico es el sancocho de gallina. En la región del Valle del Cauca se prepara el sancocho valluno, que también se consigue hacia la costa pacífica; se acompaña con aguacate, patacones o tostones de plátano, arroz blanco y ají, y se sirve con cilantro fresco.

  • Sancocho tolimense: se le agregan vegetales propios de la región andina como papa, pimiento rojo y arracacha.
  • Sancocho cartagenero: se incluyen otros tubérculos como apio, ñame, yuca y nabos, verduras como el repollo y la ahuyama, y diferentes tipos de carne, como costilla de cerdo y de res y carne salada.
  • Otra variante del sancocho es la que se hace con huesos de cola de res, además de una gran variedad de verduras y tubérculos.

La forma más popular para cocinar los sancochos es con leña, lo que les proporciona un típico sabor ahumado y siempre se recomienda no revolverlos con utensilios de metal, sino de madera para evitar que se oscurezca el caldo.

Ajiaco

Quienes son amantes del ajiaco dicen que no es una sopa ni un sancocho. Además, dicen que el ajiaco es santafereño ¡y punto! Es considerado también como otro de los platos más tradicionales y emblemáticos de Colombia de donde se considera originario, pues está presente en muchos países hispanoamericanos. En sus inicios se cree que solo llevaba papa, cebolla y maíz, pero, con la llegada de los españoles, la alta sociedad bogotana le adicionó el pollo, la crema de leche y las alcaparras.

Es un plato bastante complejo en cuanto a ingredientes, pues el más tradicional lleva papa sabanera, papa criolla, papa pastusa, cebolla larga, mazorca, pollo, arracacha y guascas como ingredientes base, además de la crema de leche, las alcaparras, el aguacate y el ají como complementos. Sin embargo, las cocineras expertas consideran que su preparación es sencilla, aunque debe cuidarse el punto de espesor. Dicen que es uno de los platos más apropiados para soportar el frío de Bogotá.

Changüa

Plato típico de la gastronomía del altiplano cundiboyacense. Económico y sencillo, se prepara con ingredientes que usualmente están presentes en cualquier cocina, y que se consume para el desayuno en las frías mañanas bogotanas. Se basa en una mezcla de agua y leche, a la que se le incorporan cebolla, cilantro, sal y huevos, que se cocinan en el líquido, pero cuidando que la yema quede blanda; sin embargo, hay quienes prefieren que la yema quede algo más compacta o que agregan la cebolla y el cilantro al final, cuando ya la sopa está lista.

Ya en el plato, se le agrega más cilantro y cualquier pan tostado, con mantequilla, o «calados», que no son otra cosa que pan de forma circular y consistencia dura, que se deja ablandar en la sopa. Para enriquecer aún más este plato, se puede colocar en el fondo un trozo de queso, sobre el cual se sirve la sopa para que se derrita. Luego, se rompe la yema, que se esparce por toda la superficie. La changüa la amas o la odias, ¡pero nunca te dejará indiferente!

Mondongo

El mondongo es uno de esos platos fuertes y completos que forman parte de la tradición más arraigada en la gastronomía santandereana. Sin embargo, como muchos otros de los que hemos descrito, existen variantes en la cocina antioqueña, en la cundiboyacense y en la costa Caribe.

Su base es la tripa o callo de res, que se cocina en una misma olla junto con diversidad de carnes de res y de cerdo, incluyendo chorizo. Se usan vegetales como ahuyama, zanahoria, pimentón, maíz, cebolla, ajo, cilantro, arvejas y tubérculos como yuca y papa criolla y sabanera.

El mondongo es uno de los platos más representativos de la fusión de culturas que ocurrió en Colombia y en muchos otros sitios de Latinoamérica. Uno de los secretos de un buen mondongo es la preparación del callo, que debe lavarse muy bien antes de cocinarlo, y dejar al final toda la preparación cocinando a fuego lento por un rato para que espese.

Debe servirse inmediatamente finalice su cocción para que tenga la temperatura adecuada, en platos hondos y acompañado con arroz blanco, banano, arepa, aguacate, limón, ají picante, hogao y cilantro fresco.

Mute santandereano

Es una receta muy completa y nutritiva de la región centro-norte del país, específicamente del departamento de Santander, considerado una variante del mondongo. En general, es una sopa muy espesa que se hace sobre la base de un guiso hecho con una gran cantidad de ingredientes que se cocinan en la misma olla.

Lleva diversos tipos de carnes de res y de cerdo, costilla de res, tripa o mondongo, maíz, papas, ahuyama, zanahorias, garbanzo y frijol canario, otras verduras y especias; además se suele servir acompañado con aguacate, arepa o arroz blanco, por lo que constituye una comida completa.

Es uno de esos platos tradicionales que representan un ritual para su preparación. El mute santandereano es otro de los platos fuertes que sirven para soportar los fríos días que se presentan en la zona andina colombiana.

Secos y segundos platos

Bandeja paisa

Otra de las banderas culinarias de Colombia es la bandeja paisa, también conocida como bandeja de arriero o bandeja montañesa. Originaria de la cocina antioqueña, es un plato contundente y vistoso por la gran cantidad de ingredientes que lleva. Se considera un plato ideal para reponerse de una jornada agotadora.

Se puede decir que en esta receta no falta nada: carnes de diferentes tipos y en diferentes presentaciones, fríjoles cargamanto o rojos, huevo frito, patacones, aguacate, arroz blanco y hogao.

La forma de servirla es en una bandeja en la que se van colocando raciones abundantes de fríjoles, carne, chicharrón, chorizo y arroz blanco. Sobre todos ellos se colocan los patacones, el aguacate y el huevo frito. Y, al alcance de la mano, arepa. Además, la bandeja paisa va acompañada con bebidas como el refajo o la panela molida, y mazamorra como postre.

Cuy asado

El cuy corresponde al llamado Conejillo de Indias; sí, es un ratón grande que se come al sur de Colombia, en la frontera con Ecuador, pues tiene un origen andino. Puede que no sea de los platos más típicos y conocidos, pero sí de los más exóticos que se pueden encontrar en la gastronomía colombiana.

Su carne siempre ha sido muy apreciada, aunque hay que sobreponerse al aspecto para poder degustarla. Aunque su forma de cocinarlo asada pueda sonar simple, la preparación previa debe ser muy cuidadosa para evitar dañar la carne. Tanto, que por mucho tiempo fue un secreto transmitido de generación en generación.

Después de sazonarse, se le inserta un palo para colocarlo sobre una fogata y cocinarlo poco a poco por hasta tres horas.

En los restaurantes se ha tecnificado su preparación, pero se conserva la forma ceremoniosa en la que debe presentarse. Se inicia con una entrada en la que se mezclan las vísceras con maíz pira y posteriormente el resto de la carne se sirve acompañado de papas asadas y ají de maní.

A pesar del sabor exquisito de su carne, la parte más codiciada del plato es el cuero del cuy, que debe estar crocante, por lo que esta comida debe ser preparada justo antes de que vaya a ser consumida.

Mamona o carne a la llanera

Preparada en la región de los llanos orientales, y más específicamente en el departamento del Meta, la mamona es uno de esos platos que reúne a los comensales durante una celebración.

Consiste en asar algunos cortes especiales de la ternera, que se ensartan en palos para asarlos a fuego lento sobre leña o si no cocinarlos en horno de ladrillo por varias horas. A estas piezas se les retira la piel con cuidado, la cual se usa posteriormente para volver a cubrirlas antes de llevarlas a cocinar.

Esta carne se adereza con chicha de ahuyama, cerveza o guarulo, o solo se condimenta con sal. Osa, tembladores, raya y garza son algunos de los cortes preferidos para preparar esta rica carne a la llanera.

Tamales

Existen muchas recetas de tamales que se preparan a todo lo largo y ancho de Colombia, pues este es uno de los platos con mayor tradición. Es de esas preparaciones que sirven para hacerlas en familia o reuniendo a los amigos. Es laboriosa y se lleva un tiempo su preparación, pero no es complicada.

Sus variaciones van desde la forma hasta el relleno. Pueden ser rectangulares o cuadrados, y pueden estar o no amarrados con cabuya por la parte superior cerrando una hoja de plátano que contiene el relleno.

En cuanto a los ingredientes, los hay de arroz o de masa de maíz como base, sobre la que se coloca pollo, en presas o en pedazos; también pueden llevar otros tipos de carne, de res o de cerdo. Se adornan con trozos de zanahoria, arvejas, papas, perejil o huevo duro; algunos llevan hogao, como buen plato colombiano.

Es una receta típica de la época decembrina, cuando algunas familias los usan como cena navideña. Se acompañan con un buen chocolate caliente y pan.

Pescado frito, arroz con coco y patacones

Esta es una receta digna de mencionar, pues se prepara a todo lo largo de la costa Caribe colombiana. Generalmente lleva el pescado frito, patacones, arroz con coco, ensalada de tomate y aguacate. Sencillo, pero divino. Los pescados más utilizados son tilapia, mojarra y pargo, pero puede usarse cualquier otro pescado bueno para freír.

De los acompañantes que lleva, el arroz con coco resulta una forma muy particular de comer arroz blanco por el toque dulce que le proporcionan el coco, el azúcar morena o panela, y las uvas pasas. ¡Para chuparse los dedos!

Postres Típicos de Colombia

Cholado colombiano

Conocido también como «cholao» caleño por ser originario del Valle del Cauca, este rico postre elaborado a base de frutas combina sabores exóticos bastante atrevidos.

La base de este postre es el hielo, el cual se combina con frutas como kiwi, fresa, coco, limón, papaya, manzana verde, lulo, piña y banana, sobre las cuales se vierte leche condensada, jarabes de diferentes sabores o chocolate en polvo.

La mezcla de sabores, en la que predomina el ácido, hace del cholao una bebida perfecta en las tardes calurosas de la región del Cauca, pero también es muy efectivo para ayudar con la resaca.

Enyucado

Postre tradicional de la costa caribeña, se elabora a base de yuca acompañada de coco, azúcar, anís y queso costeño, con un puntico de sal para resaltar aún más el sabor. Es una receta tradicional de fácil elaboración, pero las mejores son aquellas cuyo secreto ha pasado de generación en generación.

Bananos calados

El plátano y los bananos son otros de los productos muy utilizados en la cocina colombiana. En el caso de los bananos, se utilizan en la preparación de distintos postres entre los que destacan los bananos calados, pues son económicos y muy fáciles de preparar. Su cocción se hace en mantequilla con azúcar morena, agua y canela. Pueden servirse fríos o calientes, en cualquier caso acompañados de un buen helado de vainilla.

Mazamorra

Es un postre típico hecho a base de maíz pelado, oriundo de la región de Antioquia. La mayor dificultad de este plato es encontrar el punto exacto del maíz; además incluye panela molida y leche. Fácil y rico.

Bebidas Tradicionales Típicas de Colombia

Café

No se puede hacer mención a Colombia sin hablar de su café. Existen infinidad de variedades dependiendo de la región del país en la que se produzca, cada una con sus características de sabor y aroma propias.

Tal vez no existan recetas especiales de cómo preparar el café en Colombia, pero de lo que sí podemos estar seguros es de que, se prepare como se prepare, este café está presente en las tazas de los consumidores alrededor del mundo, con denominación de origen Café de Colombia.

Aguapanela

Bebida tradicional y popular, elaborada a base de panela o papelón, refrescante para días calurosos. El aguapanela también puede utilizarse como base para preparar café o chocolate y darle ese gusto dulzón de la caña de azúcar. Sin embargo, el mejor complemento para tomarla fría es el limón, que le da el punto de acidez perfecto para contrarrestar la dulzura de la panela.

Champús

Una diferencia del champús colombiano con respecto al de otros países es que en Colombia se toma frío. Su base es maíz y panela, a la que se adicionan frutas como lulo y piña, y se condimenta con canela, clavos de olor y hojas de narango amargo. ¡Es una bebida perfecta para acompañar a las empanadas!

Chirrinchi

Esta es una bebida propia de la etnia Wayuu, de la región de la Guajira, quienes la consumen en ocasiones especiales como velorios y otros acontecimientos especiales. Es un licor hecho en alambique, a base de panela que sigue una elaboración tradicional.

Jugos naturales

La riqueza de frutas presentes en Colombia permite la elaboración de jugos simples o en combinación de sabores casi infinita. Los colombianos no son grandes consumidores de frutas en piezas o trozos, pero sí son fanáticos de la preparación de jugos. Lulo, mango, tomate de árbol, níspero, guanábana o torombolo son algunas de las frutas más preciadas al momento de preparar un jugo para acompañar cualquier comida. Las opciones se amplían al combinar las frutas con agua, leche o yogurt.

Para finalizar……el hogao

¡Aunque en realidad, debe considerarse el principio de todo plato colombiano! Este es un guiso o sofrito hecho a base de tomate, cebolla, ajo, cilantro y comino. El hogao es parte de la herencia culinaria española, en la que se cambió el pimiento usado en el sofrito original por el tomate.

Como toda receta usada en las distintas regiones, tiene sus variantes. Tomate de aliño, cebolla de rama y sal en la región antioqueña y, además, con ajo y pimentón en la región del Valle del Cauca. El que se prepara en el altiplano cundiboyacense puede considerarse el más diferente, pues a la base de cebolla de rama y tomate se le agrega mantequilla, leche y queso rallado. En la región del Huila y Tolima, se le agrega perejil y achiote como ingredientes adicionales al hogao básico.

El secreto de un buen hogao es su preparación a fuego lento en un caldero con aceite y, por supuesto, ingredientes muy frescos, con el tomate muy maduro. Se conserva muy bien en la nevera por un tiempo para agregarlo a sopas, fríjoles, carnes, papas; incluso, con arepa, yuca o patacón solos es una forma ideal de disfrutar esta preparación. Cuando en un plato aparezca la expresión «a la criolla» hacer referencia a que es servido con hogao.

La cocina Colombiana está enriquecida por tres culturas

Al igual que los demás países americanos conquistados por los españoles tras la llegada de Cristóbal Colón, la actual cocina colombiana, caracterizada por tener en su haber platos típicos variados llenos de color y mucho sabor, es el resultado de la mezcla de la cultura indígena, española y africana.

Platos Tipicos de Colombia
El sabor de los platos típicos de Colombia vienen de sus tribus indígenas.

Los indígenas aportaron los cereales, principalmente el maíz, además una serie de rubros y carnes que obtenían de la siembra y la caza como yuca, arracacha, plátano, melones, cacao, calabazas, venado, borugo, conejo, zorro, codornices, gallinas, y peces, entre otros. Ya con la llegada de los ibéricos, fueron añadidos a la gastronomía otros productos, animales y especies entre ellos avena, arroz, clavo, romero, caña de azúcar y pimienta

Maiz - Mazorca
Maiz, ingrediente muy utilizado en la cocina colombiana.

Una vez que llegaron los esclavos africanos, introdujeron a la ya rica cocina colombiana sus conocimientos en técnicas de cocción, como la fritura y la forma de aderezar granos y pescados. Todas estas costumbres se fueron combinando dando pie a preparaciones ricas en sabor y nutrición.  Esa diversidad de comidas típicas, se fue trasmitiendo de generación en generación y hoy por hoy son el orgullo de los habitantes de esta nación.

Las Comidas Colombianas son diferentes en cada región

Algo que es muy característico de la comida típica de Colombia es que varía de acuerdo a la región del país que se visites. Dichas regiones están diversificadas geográficamente de acuerdo a su topografía, clima y etnias, y son la región Andina, Caribe, Pacífica, Orinoquía, Amazónica e Insular.

En la región Andina sobresale la comida elaborada con productos propios la montaña, entre ellos el ajiaco santafereño, la sobrebarriga criolla y las  mazamorra chiquita y la mazamorra  paisa.  La región Caribe abarca la costa caribeña, de allí que su cocina típica está influenciada por productos de origen marino, ejemplo de sus platos son el mote de queso, arroz de lisa, arroz con coco,  carimañolas y  la posta negra.

Ajiaco Santafereño - Cocina Colombiana
El Ajiaco Santafereño uno de los platos más deliciosos de la comida típica de Colombia

Algunas comidas típicas de la región Pacífica son la sopa marinera, la sopa de almeja y jaiba, todas ellas contentivas de mariscos, langostas o cangrejos. Las regiones amazónica e insular son las que menos han recibido influencia de la región continental. En la primera predominan los ingredientes exóticos y la gastronomía es atípica. Y en la segunda su comida está más unida al mar con platos como el rondón de caracol. En la región Orinoquía, rica en producción de carnes, los platos típicos son la mamona, hayacas, rosquillas de arroz.

Distinta preparación para un mismo plato colombiano

Ahora bien, aunque cada región tiene su gastronomía de acuerdo a las características de cada una de ella, hay platos típicos que sin dejar de ser el mismo, se preparan diferente en cada una de las regiones. Esto gracias a los productos y técnicas de cocción propias de cada una de ellas.

La arepa, es un ejemplo de ello. Esta torta de maíz que sirve como plato principal o acompañante, tiene múltiples variantes de acuerdo a la región donde se prepare. Es así como si vas a Colombia puedes degustar de una arepa paisa, arepa de choclo, arepa santandereana, arepa boyacense, arepa de huevo, arepa rellena, arepa de maíz pelado, arepa con chicharrón, entre otras.

Arepa de maiz
Las arepas con queso se usan como acompañante o plato principal, en cada región de Colombia se pueden preparar de diferentes formas.

Lo mismo sucede con el sancocho, esta comida típica se prepara en toda esta nación, pero en diferentes versiones gracias a la incorporación de ingredientes y técnicas de elaboración propia de cada región. Puede haber sancocho de gallina, cola de res, chivo, sábalo o de cangrejo. También hay sancocho de guineo, trifásico y costeño.

Gastronomía típica de Colombia reconocida mundialmente

Entre esta amplitud de variedad de comidas típicas de Colombia, hay platos que resaltan y que se han hecho famosos mundialmente, identificado así a la nación cafetera. Uno de ellos es la bandeja paisa. Esta comida es propia de la región de Antioquia y se puede describir con una sola palabra: abundancia 

Está compuesto por muchas y variadas comidas, que se combinan en un solo plato y que si se quiere no son aptas para estómagos sensibles. Sin embargo, el sabor de cada una de ellas la hace una comida irresistible. He aquí sus ingredientes: arroz blanco, chicharrón, huevo frito, carne molida, patacones, chorizo, morcilla, aguacate, arepa blanca, hogao (una mezcla de cebolla y tomate), tajadas de plátano maduro y frijol rojo.

bandeja paisa

Otras comidas que son reconocidas como típicas de la región colombiana son el ajiaco con pollo, caldo de pollo, changua o caldo con huevo, tamales con molidos envueltos en hojas de maíz, bagre en salsa o bagre frito, sopa de mondongo, carne a la llanera o mamona, cazuela de mariscos, pescado pirarucú, pollo asado, pescado a la brasa, pescado frito con arroz con coco y patacones, plátano maduro relleno y aguapanela con queso.

Recetas típicas exóticas de Colombia

Gracias a la diversidad de su flora y su fauna presente en cada región de Colombia, el país también ofrece a propios y extraños, exóticos platos típicos que son pocos conocidos. Estos se pueden convertir en una experiencia única para quien se arriesgue a degustarlos. Algunos de ellos son:

  • Sesos de res: Este plato se prepara con un sofrito de cebolla, ajo, tomate, sal y pimienta, donde luego se añaden los sesos de res. Generalmente se comen en el desayuno.
  • Sopa de criadillas de cordero: Es una sopa hecha a base de testículos de cordero o res. Es algo espesa y tiene fama de ser afrodisíaca.
  • Mojojoy o chiza: Es una larva propia de la región amazónica. Se puede consumir crudo, asado o frito. Debido a su tamaño en ocasiones se rellena con carne.
  • Hormigas culonas: Se atrapan vivas (solo a las hembras), se tuestan con un poco de sal y están listas para comer
  • Pepitoria: Es una comida elaborada con vísceras y sangre de cabro, aliñadas con cebolla, ajo, mejorana, sal, achiote, pimienta y comino.

Comidas Tipicas de Colombia: Recetas ✅

Aqui encontraras la mejores recetas de los platos de Colombia para que disfrutes con tus amigos y familiares.