Saltar al contenido

Receta Ajiaco

Ajiaco Santafereño

El ajiaco es el plato característico de Bogotá. Si bien hay diferentes variantes dependiendo de la zona del país, las recetas son más o menos iguales. Comer ajiaco es una tradición de las familias santafereñas.

Este es uno de los platillos favoritos de los habitantes de Bogotá ya que le ayuda a paliar un poco las bajas temperaturas de la capital del país, a la que muchos conocen como “la nevera” por el frío que hace en ella durante todos los días del año.

Receta del Ajiaco Santafereño

El ajiaco es básicamente una sopa de pollo a la cual se le agregan diferentes tipos de papa y se sirve con crema de leche o con su caldo de pollo normal, se le agregan alcaparras y se sirve en tazones o cuencos de barro cocido. Algunas personas le agregan además, mazorcas de maíz tierno.

Además de los ingredientes del plato, se sirve acompañado de un trozo de aguacate e incluso se ha extendido, servirlo con arroz blanco.

Ingredientes necesarios para preparar un delicioso ajiaco:

Para que puedas preparar un ajiaco como Dios manda, vas a necesitar:

  • 2 Pechugas de pollo, sin piel y con hueso
  • 6 tazas de agua
  • 2 mazorcas de maíz fresco, cortadas en 3 piezas
  • ½ cucharadita de sal
  • Pimienta negra molida al gusto
  • 1 cubo de caldo de pollo
  • 1 cebolla larga grande
  • 2 dientes de ajo, picados o machacados
  • 1 cucharadas de cilantro fresco picado
  • 1 tazas de papa criolla
  • 2 papas blancas medianas, peladas y picadas en rodajas
  • 2 papas rojas medianas, peladas y picadas en rodajas
  • ¼ taza de guascas
  • ½ taza de crema espesa para servir
  • ½ taza de alcaparras encurtidas

Preparación del ajiaco

  • Debes colocar en una olla grande el pollo picado, las mazorcas del maíz, el cubo del caldo de pollo, la cebolla larga, los dientes de ajo, la sal y la pimienta (al final de la cocción puedes corregir la sal si queda un poco simple).
  • Agregas el agua y pones a hervir, una vez rompa el hervor, bajas a fuego medio y sigues cocinando por espacio de 45 minutos, hasta que al probar sientas el pollo cocido pero de consistencia tierna. Cuando ya el pollo esté tierno y cocido, lo retiras y reservas.
  • Continúa la cocción por media hora más, retira la cebolla larga e incorpora a la cocción las papas blancas y las papas rojas, con la guasca. Continúa la cocción por media hora más.
  • Luego de este tiempo, destapa la olla y agrega la papa criolla, ponlo a fuego lento y deja que se cocine por unos 15 minutos, en este momento puedes corregir la sazón de la sal y la pimienta.
  • Para finalizar, corta la carne del pollo en pequeños trozos o también puedes desmecharlo y agregarlo a la olla nuevamente.
  • Sirve el ajiaco bien caliente y decora con alcaparras, puedes agregar también crema de leche, ya eso queda al gusto del comensal.

Una vez servido, solo queda degustar y disfrutar su aroma, su deliciosa textura y su inigualable sabor.

Hay algunas variables del ajiaco en las se incluyen: yuca y zanahoria, como ingredientes para la cocción, ya eso va quedando a criterio de quien lo cocina y por supuesto, de quien lo consume, pero la base de este alimento cremoso, delicioso y nutritivo es la misma: caldo bien espeso con pollo y papa.

Ajiaco, la fuente de energía para encarar el día

Muchas de las personas suelen consumir el ajiaco como un desayuno ya que es un plato fuerte que le aporta proteínas y carbohidratos, necesarios para comenzar una jornada de estudios o trabajo y en algunos casos, ambas cosas. Además, el calor de esta sopa hace que quienes la consumen, puedan sacarse un poco el frío de la ciudad de Bogotá, que es un frío que cala en los huesos.

El ajiaco es sumamente delicioso y nutritivo, su preparación es sencilla y muy fácil. A continuación te indicamos todo lo que necesitas saber para preparar un delicioso ajiaco.

Los ingredientes del ajiaco, son una rica fuente de nutrientes para el organismo, en ellos se puede recibir gran parte de la cuota diaria requerida por el organismo para su buen funcionamiento y nutrición.

Este plato que con ciertas variantes, está presente en la gastronomía de otros países de Latinoamérica como Perú, Panamá y Chile, se ha convertido en el preferido de muchas personas que se decantan ante un plato de humeante y espeso ajiaco, por su sabor, por su aroma y por su combinación de texturas.